HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

la montaña nevada...
el arrimar el hombro al desecho, darle el amor y el porno, dejar el hueso para mañana enterrado en el patio, con un mensaje de gorrión y de muerto
volver a escribis metáforas que no pueden acariciarme, escribirlas al polvo y al mago que murió antes que yo, que lleva la música
estar sola de tus ojos, miradas de fuego
nostalgia etílica harta de ensuciar papeles con el moho que no se queda
y luego al garabato, zambra de los perdidos, la espina y el ave que cotizó lo mismo que tu ausencia en mi pecho no usando nada
la insaciable zozobra de un verso mal escrito, jodidamente insolubre en mi mano vacía, en esas ganas que se mezclan con las de matar y ser el sol, y con las de sólo esconderse dentro de la calima
saberme huérfana de todos los que han cruzado por la calle en la que agonizabas borracho, sin recordar ni una palabra, saberme también de ti y de tus guaridas de espionaje de lo inexistido.. usándome como un accidente, fugaz y vacuo del óxido de tus bares

No hay comentarios:

Publicar un comentario