HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

La tirantez de la exclamación de esa sombra agujereando en tu coñac el pretexto de la trashumancia de mi tercera persona desarmada en el filo de tu cuchillo cuando tu escritura son estatuas decapitadas manipulando el nombre del olvido en la herida que me sangra desde el fruto del ciprés.
Miles de fechas laceradas en el moho de la rosa, arriesgando la voz y la vida por un vínculo imposible con la ausencia.
Oyéndote como una maldición en el murmuro del valle. Separándote con sadismo del grito del teclado que percute la palabra donde ciega el golpe peremne del adiós.

1 comentario:

  1. Creo que no existe el golpe perenne del adiós! - aunque en tus letras suene tan rotundo como precioso- en realidad la vida es una sucesión de "hasta luegos", con más o menos espacio entre ellos ... nadie sabe cuando nos vamos a volver a encontrar aunque entre que sucede y no, algunas letras como las tuyas, decidan suicidarse decapitarse antes de que el olvido les arranque la cabeza. Sea como sea, te guste o no, tus letras no son fácilmente olvidabas así que un beso graaande ( el primero de este año) todo lo mejor para ti en tu bosque verde oscuro cuajado de musgo, que tus heridas no duelan demasiado, que te cicatricen con las flores de tus letras y...
    Hasta el luego de dentro del ratito que quieras si es que quieres y si no, tranquila ...ya volveré yo ; )

    ResponderEliminar