HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Llego ahora a casa después de 4 horas por ahí con el perro. He pillado una litrona en la tienda y ahora me sabe muy rica, el reposo de los verbos en la crisálida que amamanta los motivos del cierzo para congelar tus epístolas donde nunca llegue mi sed. 
No sé cuándo podré volver a la montaña. Éste mes dejé de tener dinero el día 3. Tuve muchos gastos con el veterinario y otras cosas para el perro. También algunos de los bares y veredas. Mi viejo me contaba el chiste "-¿pero qué has hecho del dinero que has ganado? -pues hombre algo entre las fiestas, los bares, la cocaina... pero lo demás lo desperdicié de mala manera"

No hay comentarios:

Publicar un comentario