HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Llego ahora con el perro. Cansada. He caminado la ostia... aunque feliz, una zona alejada, con chopos inmensos... silencio y olvido, el amor de la naturaleza, el reposo de los que no van ni vienen... El perro al llegar bebió y comió y ahora ya está dormido.  Llego vacía de palabras pero en paz de significados. Me he abierto una cerveza. Y cuando la acabe voy a descansar también.

No hay comentarios:

Publicar un comentario