HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Llego ahora de la calle, cansada de la urbe, hoy he tenido que meterme al centro con el perro y es muy cansado con Kavka, cuando lo suelto en el monte, él me sigue, viene a la llamada, si me alejo mucho de él viene corriendo al paso. Pero cuando tengo que llevarlo con correa,  a veces no sigue la dirección, se para y se sienta... y yo no quiero darle tirones fuertes por no hacerle daño, todavía es un cachorro y es un cansancio. La correa es una agresión. Para el perro y para mí. Buey suelto bien se lame.  Es mejor salir sin rumbo ni dirección, por el placer de salir, con la deriva. Pero como hoy tenía que hacer una historia fue un viaje desagradable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario