HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Llego de un largo paseo... Kavka ya no se avalancha sobre los desconocidos.... se queda a mi vera.... hoy una mujer le llamó para jugar y yo le dije que no, y se quedó a mi lado. Esto hace dos semanas era impensable. Es importante que sea así, para evitarnos muchos problemas. Cuando hay perros siempre le dejo ir. Las personas son mucho menos de fiar que los perros. 
Ha sido un día agradable... en el río... nos sentamos un rato sobre la hierba. De silencios.. de preguntas sin palabras, de ecos acuáticos.
Vi otra vez al negro caribeño... es alguien interesante, como si tuviera mucha vida detrás de los ojos, un fondo oscuro y luminoso. Al principio me dijo "te veo sola ¿quieres mi compañía un rato" le dije, yo siempre voy bien sola, soy como las amebas" Y rió y se fue.  Él siempre que le he visto.. da largos paseos de arriba para abajo del río, él solo. Y al rato nos volvimos a cruzar y me dijo "me gustas mucho, eres muy bonita, me enamoré de ti el otro día que hablamos" yo le dije "eso se lo dices a todas" dijo "que va yo soy muy poco enamoradizo" y le dije " a mi no me atraen los humanos, soy como las estrellas de mar y las rocas" dijo "eso es que no hiciste el amor con un dominicano" y le dije algo así como "anda, anda a la mar y al pairo" pero como croando las palabras y sonriendo.. y llamé al perro y tomé dirección contraria, y dijo a lo lejos "te insistiré hasta que me digas que sí, mi amor" Me hubiera gustado saber cómo fue su infancia, su vida en su país, por qué y cómo se marchó. Que sueños se quedaron en el Caribe. Pero al entrarme de ese modo, yo me vuelvo la antagonia y me alejo, ya no me fío. 
Aunque me interesó algo de él, algo del fondo de sus ojos. Su ropa pobre y su manera millonaria de caminar. Tal vez haya recibido muchos muros de ésta sociedad por ser negro, el frío y la desconfianza de forma automática de la gente, la dificultad de ganarse la vida, los registros cotidianos de la policía, tal vez la mayor parte de la gente le ha obligado a sentirse un extraño y un eterno extranjero.  Y parecía que su alma brillaba de forma natural y muy libre en sus ojos y en su andar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario