HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Luego me volví a dormir y tuve uno de los sueños más mágicos que he tenido nunca. Era un camino al interior, una odisea espiritual, tomé conciencia de que estaba soñando, había un grupo de personas que yo les decía que yo les había creado, que era mi sueño,  y ellas me ayudaban a llegar a un sitio muy importante que tenía un mensaje para mí, e íbamos abriendo puertas y superando pruebas metafísicas... recuerdo que un instanté yo me exité sexualmente y quería follar con alguno de esos, sentía que podría hacer todo lo que quisiera y me toqué en mi sueño, y tomé conciencia de mi mano y de mi cuerpo y de mi vagina.. y en ese momento apareció un viandante a invitarme a ir a no sé qué sitio y me hizo una pregunta, yo le grité "tú eres de la oscuridad por eso viniste justo ahora, lárgate" y seguí mi camino... luego cuando me reuní con esos cuidadores de mi sueño... les decía que teníamos que darnos prisa y que no me hicieran perder el tiempo con bobadas.. porque muy pronto podría despertar y era importante llegar a tiempo... y en ese lugar tan importante al que queríamos ir... cuando entré, cerraron la puerta, y yo tenía mucho miedo, porque era la misma habitación de mis profundas pesadillas con el demonio... y durante un segundo golpeé la puerta, pero luego esperé a ese demonio y quise enfrentarme a mí misma.... la habitación tenía dos camas.. y durante un segundo me ví a mi misma durmiendo en mi habitación real... y como una vuelta de campana de LSD... luego ese ser... empezó a generar una luz más allá, como una bendición, y salió una estrella luminosa y un destello... y comprendí, al salir de allí.. yo ya no me fiaba mucho de aquellos que me habían ayudado, les dije que no jugaban del todo limpio.. y me fui... por unas praderas hermosas, con árboles y hierbas rojas.. y empecé a volar....  sentía que no tenía miedo a nada y que podría correr como los leopardos y volar como las águilas...
Cuando leía a Carlos Castaneda.. una de las cosas que Don Juan le decía, era que viera su propia mano en el sueño... y yo hoy lo hice y cuando lo hice, recordé a Don Juan Matus... fue algo increíble, era como si viviera en un mundo de Alicia...  interrogaba a los que aparecían en mis sueños.. que dónde había visto su cara para que aparecieran allí... era como si estuviera muy despierta... incluso cuando el sueño empezó a hacerse más abstracto y ausente y empecé a volver... supe que ya pronto abriría los ojos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario