HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Me he hecho muchas preguntas, sobretodo para disolver las certezas falsas y quiméricas que quisieron inocularme los viejos cívicos apoltronados al flujo monetario y al suelo.  Y se fueron disolviendo muros. Se abrían caminos de rosas levitantes y lisérgicas, de utopías a punto de realizarse, de vuelos en batiscafo y lluvias de ranas. Pero en la apología de la duda, sólo se quedó, la metamorfosis y el complejo del gas. Nada es ya de fiar. Nada asible durante más de 11segundos. Nada mío, sino en el delirio de una tormenta nutriendo mis tulipanes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario