HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Me siento más desnuda abrazada por arena y salmuera. Mucho más pobre del horizonte y de la obra. Más libre, pero más deriva y ausencia.
Creo que la maquinaria de mis sentimientos tiene un sepulto demasiado abierto. Y sin embargo, a veces esa muerte, es mi nana y mi descanso.
No sé si me he vuelto más cuerda y racionalista en el materialismo de la sombra y la despedida. No sé si he perdido al unicornio azul o si es la Nada la que empieza a amarme y a dibujar alas de gas en la noche.

No hay comentarios:

Publicar un comentario