HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

No tengo demasiados recuerdos de mi primer colegio: Creo que los quise destruir y lo conseguí. Se quedaron en otro mundo. Tal vez yo también fui perversa con algunas personas. Tal vez hice a algunas personas lo mismo que me hicieron a mí. Ese colegio era una selva.  De peleas, del mal heredado genéticamente, el avasallar a los diferentes, a los que iban a lo suyo y no compartían la mierda. Y a excepción de una profesora, los profesores de allí eran una mierda, hijos del catolicismo y de sus métodos de educación, ridiculizaban a los alumnos que no comprendían su mierda mal enseñada y había castigos físicos... tortazos, tirones de oreja, arrodillamientos frente a la pared..... ensuciaban con su asquerosa moral los instintos libres de los niños. Eran una puta calaña. Tal vez por eso en mi adolescencia me dediqué exclusivamente a boicotearlos. 
Tengo un recuerdo de una clase... yo debía ir a 2º o 3º de primaria..yo me metía con la niña que estaba sentada conmigo porque quería que me echaran de clase para irme no sé dónde.. pero ella estaba atemorizada y yo seguía y le decía que se lo dijera a la profesora, y era realmente lo que yo quería, yo no quería hacerla sufrir. Y al final conseguí lo que yo quería. Pero no estuvo bien eso. A esa niña, la encontré muchos años después.... cuando yo ya tendría 25 y le pedí perdón por varias historias y se me cayeron las lágrimas y ella sonreía y me abrazó y dijo que daba igual... que ella no guardaba malos recuerdos de mí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario