HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Si yo me afecto de una necesidad. Me haré la amargura cuando esa necesidad no se cumpla. Me haré dependiente de ella, violenta y vieja.  Estaré enfadada. Estaré deseando descargar la violencia. Estaré como una pistola en manos del mal y del error. Porque habré levantado la prisión, y me haré un puto soldado de las dictaduras de mi idealismo. 
Los animales no son así. Los animales beben la vida, aunque estén sobre las ruinas. Los niños también son así. 
Cuando yo estaba loca, también era así.
Ahora tengo que volver allí.
Ser libre, es ser libre de mí misma, sobretodo de mí misma. Y después de todos los otros humanos y sus tristes paises de fantasmas, oficios, futuros y todo lo que venga del realismo y de los hechos que yo no he parido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario