HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Soñaba con perros y con cientos de cosas.. un paseo al lado del río lleno de perros y muchas acciones y personas, en los segundos antes de despertar al pensar en los sueños, pensé que eran demasiados y no les di importancia, así que los olvidé.
Hay unas nubes completamente naranjas marcadas por el amanecer. Son preciosas y salen de la cumbre nevada como una jauría. Me despertó el perro. Yo no quería despertar. Estaba profundamente dormida, estaba todavía cansada. Pero luego empezó a lamerme el perro y jugué con él, lo apapaché y se me levantó un poco el corazón.
Todo es muy raro. Tengo una profunda atracción al vacío. Tal vez porque mucho de lo que amé, acabó allí cuando yo no quería que acabara. Soy incapaz metafísicamente a marcarme un propósito en la tierra, a pertenecer a algo. Soy la entropía, las cigarras combustibles, el sueño de lo inalcanzable. Pero ya ni siquiera estoy loca. Soy demasiado escéptica para eso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario