HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Soy rara del soy. Sobretodo en el ti. Cuando se cayó tu pizarra y borró la lengua la arena en un ladrido. Yo seguí acumulando agujeros negros, en tu beso de etanol, cuando los dos ya habíamos desaparecido de lo vivo y de lo muerto. 
Yo no soy marginal por naturaleza. Lo soy empíricamente. Si me hubiera criado, con hippies anacrónicos, con orangutanes y con niños y corderos y lobos y pulgas, en un mundo sin dinero, sin hipotecas, sin futuros ni pasados, sólo presente, canción y orgía de luna, yo no hubiera conocido el odio ni el exilio. Yo no hubiera escrito jamás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario