HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

tengo un recuerdo... un día, sería en marzo.... saltamos las vallas de la piscina, yo y una amiga de entonces, éramos niñas, el agua llevaba allí desde el pasado verano, llena de hojas y moho verde, también había un águila muerta que se quedó dentro.. y ramajes....  yo me desnudé y me tiré de cabeza, me sentí feliz y libre...  aunque fuera agua estanca y corrompida... olía mucho mejor que la escuela y el futuro en el que querían meterme... además el éxtasis del agua fría, de hacer algo que nunca había hecho, me hizo sentir volar.... creo que si he sido fiel a algo, ha sido a la búsqueda de esa sensación.... a todo lo otro fui infiel e indigente... pero nunca dejaré de buscar la mar que me acoja entera y me devuelva con los pájaros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario