HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Todavía tengo una zona, desértica.. en los bailes del fuego y sus campanarios volados por los aires. Pero empiezo a recordar. Cuando estaba "loca". Recuperé una fuerza física de forma muy apasionada. Subía montes, corría, era infatigable. Me bañaba en agua fría en diciembre.  No tenía miedo, y aunque veía el espanto, me tiraba de cabeza allí. La "psicosis" es la apertura a un viaje chamánico...y su detornillamiento. El ir a una nueva percepción. A una sensibilidad más profunda. A los confines de todos los universos... más allá de la identidad.... Es como un viaje terriblemente lúcido de peyote. Es un don. El mayor enemigo de los "locos". Es la psiquiatría capitalista... sobretodo sus drogas farmáceuticas, porque esas drogas, en el viaje chamánico, amputan las articulaciones y la lengua, y a muchos les empujan al suicidio, o a una vida vegetal y desgraciada... donde es muy díficil volver al espíritu y caminar los dos mundos.. sin perder la voz.. Lo primero que hay que hacer al entrar en ese viaje, es asegurarse de que los cuerdos no interfieran en el camino. Y mucho menos sus cárceles.
Y para eso, es importante, cierto disfraz. Y que no te pillen si incumples sus leyes y su moral. Protegerte de ellos. Yo no lo hacía, yo era todo lo contrario, armaba jaleos en la multitud.
Ya no me gusta usar la palabra locura. Porque está sucia por ciertas nociones cívicas y se vuelve una palabra que resta......  
Cuando viví esa experiencia..... que no volveré a llamar psicótica, porque esa es la palabra de los cuerdos sin ojos, de los que no han volado ni conocen los sueños ni se han atrevido a cuestionar su ego lo suficiente para volar. Cuando viví allí, había una efervescencia en la información y en la entrega, en la energía, en la metamorfosis, había millones de sentires que me entraban por la piel como galernas.... y a los que yo nacía, como pájaro que rompe el cascarón.. y empieza a MIRAR.  Lo que pasa es que todo era tan intenso y apasionado.. que no me daba tiempo a filtrar mis nuevos conocimientos en la realidad ordinaria. Y además, ciertos lugares de la fantasia y de la atmósfera, se volvían trampas... ya que no había casi un camino intermedio entre los dos mundos.. y yo creía que las criaturas del de allá, venían a éste...y me destruía del "éste" con una guerra incendiaria y como tenía un instinto de venganza quijotesca me metía en muchos líos de forma kamikaze que me llevaban a la comisaría y al manicomio. 
Durante estos últimos 8 años... he llevado aquellas experiencias, a lo mundano y a la poesía y al surrealismo. Pero me alejé.... del destello y del escalofrío, de su humus. Me volví su traición. Esto me ha dado instrumentos. De lo ateo y de lo nihilista. De los trapecistas borrachos y los marineros sin mundo. De los muertosvivientes abrazados al manzano y a la hoz de algas. De la nada y el desierto recogiendo clavos en mis lágrimas. De la más profunda soledad...
Pero ahora... debo volver a instrospectar en mí, lo que también fui allá, lo que viví, lo que amé, lo que me hizo ser feliz como una explosión cósmica, lo que me hizo llorar muérdagos en el hielo.  Es mío. Es mi sangre. Es lo que empíricamente me dio una voz, un nombre. Lo destruí. Lo destruí durante muchos años.... pero siguió en mí cautivo, siguió en mí, esperándome. Ahora yo camino también hacia allá. No tengo miedo. No tengo prejuicios terráqueos ni humanos. La muerte se ríe. Todo es un sueño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario