HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Todavía todo está detenido en la expiación de tu buzón sobre la distancia. Ese deseo se ha vuelto presidiario de la atracción de tu sepultura.  Camina la huelga de marzo, en tus pasos retorcidos. Y se ha multiplicado el alcance del adiós en esas ruinas que nos oyeron dormir juntos cuando ningún paso sostenía a la ciudad y se mataba tu tiempo en la escarcha de las margaritas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario