HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Todo ha sido del poema.
Y en el fondo del poema, no hay corazón, ni hay vida.
Detrás, hay unos dados meando la inexistencia contra las camas burguesas y y ensangrentándonos de incubus y de fantasmas. 
Especé a escribir porque no soportaba éste planeta.
Pero detrás de la escritura, sigue la insoportabilidad explotada de orillas violadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario