HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Una vez, hace mucho, tal vez 6 años. Tal vez está escrito en algún sitio del blog con más detalles. Creo que yo estaba viviendo en el Bierzo. Soñé con la persona que me había agredido cuando yo era niña, y también estaba su hermano. Había como un lugar desértico, como un sótano de alcantarillas, pero abierto hacia la inmensidad de la intemperie y el frío. Y me pedía perdón de una forma muy surrealista. Con un objeto que se transmutaba.
Yo siempre he creido en el mensaje de los sueños. Aunque sea díficil de descifrar.  Creo que es la liberación de las sombras contenidas, y escribe la más profunda y perfecta poesía. La más salvaje y libre. Hace esculturas, hace cine, hace de la belleza algo enervante y poderoso, e igual del espanto. Hace del engaño de lo humano y lo social, un grito dadá que perturbaría a cualquiera y destruiría los paises. Muchas veces fantaseé con que una cámara grabara mis sueños y después poder verlos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario