HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Voy a aprovechar la soledad en el pueblo, para descifrar ese significado que viene enrrollado como pergamino de lava, en la oscuridad del ciprés cuando estira sus dedos y se te cae la noche en el licor de los vídrios. Tengo que dejar de escribir y acabar una cosa, tengo que no ceder a ésta adicción mientras necesito centrarme y ser por una vez, en un hecho que no me sea devorado por la evanescencia de la metáfora que no he escrito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario