HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Voy a salir con Kavka al río. Una lata de cerveza, una mandarina en el bolso... el soplo del enero liberado, caminar contra lo conocido, contra lo burgués, contra lo que ensució el capitalismo en mi latido de lobos. Caminar como oruga por margaritas, como margaritas por pólvora, como pólvora en la flor del floripondio, acechando el aullido de la libertad. Vuelvo a sentir lo salvaje en mi sangre. Vuelvo a sentir un fuego que me desvela los huesos del piano, que quiere el gozo, que ansia la luna entre mis piernas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario