HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

ya no tengo metafísica
tengo un cangrejo ermitaño que quiere conocer la nieve
no hay un sentido para vivir
es una exabrupto de un poema robado
dibujando bigotes, antenas y rabo, a tus fotos de boda
conmigo como el negro ebria de ayahuasca
jodiéndote la misa, sin ni siquiera poder hablar

somos las hijas de un aborto oceánico
llenando la casa de grietas y paladas de tierra
cuando el sol entre en las fotos de los muertos
y sentimos tanto amor y tanta pena... que no sentimos nada

No hay comentarios:

Publicar un comentario