HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Ahora tengo que estar aquí, con todo mi ser.. unirme en el baile, en la responsabilidad de comprender y elevarme.. de no afectarme por la rayadura de paredes pulverizadas cuando la amanita fada lo que nos fue robado por el grito.  No tengo que romper con todo... y separarme del corazón.. por ese otro instinto de la lucha. Necesito mi yo humano. Mi yo humano.. fue el primer instrumento musical que yo conocí... fue la herida, el amor y mis chivos expiatorios... es lo que conecta mis pies en la tierra.. y en el amor. Es indispensable para no perderme. Otras veces fui tan vehemente del conocimiento del éxtasis y de esos otros estados de conciencia que lo asesiné con una furia delirante. Y eso me llevó a la locura... la locura me llevó a ciertas percepciones y movimientos en lo desconocido, y luz... cuando todo se mezcló desde ese lugar tan etéreo y recuperé el corazón... al cabo de varios viajes por el éter y por el infierno... Pero estaba en un lugar muy raro.... con un enfoque sesgado. Necesitaba otra muerte, y el desierto y el fervor del poema.
Ahora tengo esa experiencia. Debo mantener mi latido. Ayer, aunque me hiriera, comprendí muchas cosas. Porque volví a sentir dentro el mismo instinto de destruir mi yo humano. Volví a sentir esas descompensaciones. Pero sé lo que tengo que hacer. No lo conozco todo. Pero voy caminando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario