HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Ayer fui con Kavka.. a un lugar que había muchos perros... y jugaban y corrían embriagadamente. Yo anduve jugando también con esos perros. Lejana de las personas. Tranquila y absurda. Y uno de esos perros vino a ladrarme con malas pulgas, aunque no me causó ningún temor, yo sentía que le estaba ladrando con mi espíritu. Pero Kavka se puso delante de mí y enfrentó a ese perro y se puso a ladrarle efusivamente. Eso me causó mucha simpatía. Kavka es un lobito bueno.. un cachorro, y ver su lado salvaje y protector me llena de vehemencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario