HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Ayer toqué el tambor desde la cama, con la luz apagada... Y el trance fue diferente.. yo estaba muy ansiosa, tenía electricidad en la tripa, tenía rabia.. y como todo fue yéndose hacia el abandono llegué a lugares más ocultos, sentí vibraciones en todo mi cuerpo...  trataba de silenciar ese aullido de mi interior... estaba inquieta como animal encerrado... y poco a poco llegó el silencio... cuando dejé el tambor en el suelo.. floté en  un lugar silencioso, sentía que mi cuerpo no tenía ningún peso... y el silencio era muy sonoro, enviaba como ronroneos de viento y de polvo de estrella... pero como estaba medio dormida, empezaron a llegar mensajes subconscientes... y entre ellos me dormí. Hice dos veces lo de dejar el tambor. Cuando dejo de tocar... suelo llegar al Silencio y al flotar.. y la primera vez que lo hice... llegué a un sitio muy extraño y pensé que iba a morir o que ya estaba muerta... sentí una vehemencia del Imposible, pero estaba tensa.. no me entregué.. volví a tocar el tambor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario