HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Cuando duermo caigo en un estado muy profundo y flotante. Sé que si soy capaz a controlarlo, seré capaz a comprender. Debo agarrar mejor lo que veo allí. He entrado varias veces a los sueños conscientes. Pero no del todo, no hacia el control absoluto.
Acá.. estoy más cansada y me concentro peor... hay muchas interferencias afectivas, humanas y muchos ruidos y contaminación.. no hay tanto diálogo con la naturaleza. Aunque sé.. que venir aquí de vez en cuando me provocará la armadura.... la capacidad de mantener el camino del espíritu en medio del fango y de la perdición. Y en mi soledad.. podré otra vez abrir el otro ciclo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario