HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

El trance de ayer con el tambor.. fue extraño. Mi comprensión inefable sobre sus procesos.. se quedó flotando en algún lugar.. donde las metáforas no supieron agarrarla del todo.  Estaba distraida... y al principio estaba unida demasiado al nervio. No estaba suelta. Era como si estuviera medio dormida, medio recaudadora de los colores flotantes. Y cuando se quiere recaudar el éter, el éter desaparece. Tenia dentro un radar de escritura... que me sujetaba.. y a la vez manipulaba el viaje, y luego cuando llegué a otro sitio.. ese radar desapareció.. y al desaparecer no retuve con la consciencia casi nada de lo que vi allí.  Tuve la sensación de hallar una especie de cuántica-metafísica.. cuando resolví una especie de enunciado que no recuerdo... al mirar mi cuerpo en relación a las estrellas.. y a la vez, otra zona de mi cuerpo unida al centro de la tierra. En ese momento... sentí que viajaba por el cosmos y aparecieron luces fractálicas y desapegadas y muy rápidas. Y sentí algo raro, como dos frentes energéticos que generaban una rizómatica bifurcación en mí misma. Era como si viera durante un segundo mi cuerpo sentado en el sofa con el djembe.. alejarse de mí y a la vez atarme una cuerda al ombligo. Y sentí que entraba en lo desconocido. Luego empecé a sentir algo en mi oido izquierdo y mi parte izquierda del cerebro. Yo siempre sentía eso al otro lado. Con el estramonio sobretodo. Y eso me dio algo de vehemencia al pensar que por fin estaba activando otra atención. Y luego no sé bien qué pasó.. tal vez tuve temor y quise volver.. toqué el tambor más fuerte. Y luego callé. Me sentí débil... como medio incorpórea. Y estuve en silencio. Sin pensar ni desear nada. Sentí algo mágico y a la vez desconocido e inquietante. Pegué mis dedos a mis párpados.. y empecé a ver colores.. vi el verde, vi el negro.. vi colores como peleando entre si, vi el rojo y vi el amarillo, me quise quedar en el amarillo por alguna razón que no comprendo.. y allí fue cuando tuve la visión de ese rostro medio humano que luego se convirtió en un unicornio y luego en un oso pardo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario