HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

En mi otro viaje al éter... mi menstruación para mí era muy valiosa.. esos días, eran los que más poder tenía.. y los que llegaba a lugares más ocultos, de forma más líquida y perspicaz.... eran los días en los que acumulaba la magia y saltaba... aguardaba como el viente de una elefante la flor del viento. Y ayer recordé que mi metamorfosis empezó en la anterior regla. No sé muy bien qué día.. pero estará al llegar la siguiente. Y la espero con la misma alegría que el eclipse.  Hay un conocimiento primitivo de las invisibilidades que el sistema del capitalismo, la telenovela y los centros comerciales, ha enterrado junto a su futuro, en un basurero de monedas y transgénicos. Pero sigue dentro de nosotras. El acceso es querer volar. El acceso es codiciar el conocimiento y la libertad. Más allá de todos los muros que ha puesto la realidad ordinaria y los defensores de su propiedad privada y burdeles y cegueras. 
Una de las señas más importantes, es el placer. El placer indica que el camino es el correcto. El placer que mezcla lo sacro con lo profano. El puro gozo de los violines y de la absenta.  El placer es el que libera la Belleza y la mirada, la que empuja al baile y restaura los nudos que ató la historia personal y las heridas. Eleva la conciencia, porque el cuerpo se hace un balsa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario