HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Estoy comiendo sano... en absoluto silencio... sin ningún sonido exterior.... sin venenos cívicos.. sin evasiones, estoy viviendo otra vez, conectada. Lo que aún sigo fumando demasiado. Aunque pienso que la yerba del diablo me protege. Cuando viajé con ella, fumaba imaginarios cigarrillos que sabían al paraiso. Hace unos años, era amiga de un hombre mexicano, del que no sabía nada.. pero a la vez sentía una confianza y una vibración mágica con él, él sabía muchas cosas. Conocía muy bien la yerba del diablo. De aquella yo tenía delirios con los demonios, y él se cagaba de la risa con mis historias.. y me decía que eso era provocado por el cristianismo que no había superado... que eran los fantasmas del cristianismo. Y tenía razón. Hablamos muchas horas.. durante aquellos meses tan convulsos. Yo trataba de pelear con él, pero él ganaba todas las batallas. Sobretodo cuando reia. Era un chamán.. pero nunca hablaba del chamanismo.. ni alardeaba, ni era vanidoso. Por eso sé que lo era de verdad. He tratado de volver a encontrarlo pero no me ha sido posible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario