HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Ha empezado a llover.... y las estelas del viento dan la sensación de que hay telones de niebla corriendo a toda velocidad y empujando la lluvia en horizontal. Hay viento. Un latido de frío y aullido de la lejanía. De indefensión ante lo inefable. Busco el silencio. Más que el silencio busco lo mundano.. el juego.. el baile.... Busco no hacer gravedad con los significados, ni con los hechos ni con ningún destino... He estado buscando un yembé africano...que una vez compré a unos árabes... tenía el recuerdo de que estaba encima del armario... pero no lo encontré. Quiero tocar y bailar raramente... quiero conectar con el espíritu, jugando. Nada sirve para nada sino se puede bailar. Me he puesto otra vez a buscarlo y lo he encontrado... tenía atados unos hilos y unas ramas de eucalipto. No debo tener prisa por lo orgiástico. La vida ha vuelto a ser una aventura.. porque se ha abierto la grieta. Mis recuerdos han vuelto. Los tambores suenan desde el desierto.. me invitan a danzar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario