HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Ha empezado a nevar. Algo mágico y bello vuelve a mugir desde las grutas. Vuelvo a sentir que la vida es inabarcable. Que la magia ordeña amanitas cuando miramos a otro lado y nos golpean destellos de vientre de corza, al crujir tierra entre los dedos. Vuelvo a tener ese sentimiento de la infancia de que todo es una aventura y de que en cualquier momento todo saldrá volando... y yo me llenaré de musgo y líquenes y me saldrá un caparazón de tortuga y unas alas de cisne.

No hay comentarios:

Publicar un comentario