HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Hay claros entre las nubes.... Yo estoy distraida... siento la lejanía descoserse sus vestidos en el hielo del lago derretido sobre el verde de tus ojos. La naturaleza celebra su latido, cada vez que existe la existencia.... Ya no vivo sobre los lugares en los que vivía hace unos meses. Ahora estoy en otro lugar, desconocido.... que remueve la tierra por la que te perdiste para siempre de mis ojos, y no duele ni reetiene nada. No importa el pasado ni el futuro. No importa lo que creo que es, ni lo que cercioro que es, ni lo que pienso, ni lo que siento, ni lo que dudo. Ocurre.. pero desde un lugar nómada y desapegado. Mis heridas ya no sangran el mismo poema, ni me piden página ni tributo, ni hachas ni incendios. Se desfloran cuando el viento sustituye mi idioma y viajan conmigo, donde nada importa, y porque no importa es apasionado, casi infinito, casi muerto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario