HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

He dado de comer a Molotov y Tramontana, son los gatos callejeros más gordos que conozco. Molotov parece una hembra preñada. Les he dado pollo que sobró del arroz de ayer... le echo carne para dar sabor, pero no me gusta comer carne. La gata se quedó con la carne. Es más pequeña y en apariencia más débil, pero ella es la que manda.  Compro sacos de 5 kilos de pienso... les duran aproxidamente una semana. Vienen muchos gatos a comer. A veces hay un concierto de maullidos que parece que va destruirse para siempre el cielo. Es muy inquietante y hermoso sentir en la noche esos cantos, parecen de guerra y de apocalipsis, de un amor sagrado de la flor del diablo y del más profundo de los misterios. A mí siempre me turban, aunque me hechizan de belleza.... empiezo a creer que esos maullidos tenebrosos tienen algo que ver con mi alma y que quieren decirme algo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario