HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

He estado barriendo el patio... todo me recuerda a historias perdidas. El escobón del abuelo... el arca donde antes guardaban cereales para los animales y ahora sólo hay polvo. Esos estantes que el abuelo hizo para guardar las sierras y martillos y destornilladores. Todo en manos del tiempo que se vuela la cabeza. Sin querer al barrer una zona donde había muchas hojas pegadas en la tierra que no salían, hice daño a una inmensa lombriz que espero que sobreviva. Y mientras escribía esto vi por mi ventana una especie de perro.. que iba cojo de la pata de atrás.. pero que tenía la cola de zorro... era como un lobo, y cuando fui a la otra ventana con la cámara para poder grabarlo lo perdí del campo de visión.. estaba dentro de una finca que hay una cuadra y que está medio abandonada, muy cerca del río..... esperé un rato pensando que subiría el monte, pero no lo volví a ver. Lo raro es que era blanco... y en españa no hay zorros blancos. Con esto del animal, se me quitó la nostalgia...  Aunque la casa es pura nostalgia y ruina, de historias que se traga la lejanía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario