HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

He estado comiendo sólo fruta... y se ha ido X. vino ayer a la medianoche....  mis nuevos sentimientos  y percepciones, sobre mi existencia, también han hecho que cambie mi manera de tratar con las personas. He cuidado más las palabras... he sentido más la profundidad de ella... la vibración.. volver a fluir en unos códigos de comunicación más espirituales y rizomáticos de la complejidad de cada yo. Han cambiado de forma espontánea mis maneras... La he querido hacer una trenza india.... sintiendo una especie de hechizo sobre mis manos y mi amor por ella.. a través del peinado... y el rito. Como soplando secretos. Y a la vez de forma muy mundana. Recordamos a la abuela. Y luego ella me hizo dos trenzas, porque una no es posible porque tengo el pelo corto en el centro, cuando me corté ese matojo de rastas. Le dije "parezco una lechuga repipi con esto que me has hecho" Y ella rió y dijo que estaba bonita. Le dije que llevo 8 años sin cortarme el pelo y sin embargo no me crece casi. Ella me dijo que había que cortarse las puntas para que creciera mejor, me dijo ¿ves como aquí atrás te está creciendo muy sano? Me dijo que me quitara esa rasta. Pero yo no pienso quitarme las conchas. Cogí una tijera y me corte las puntas usando las trenzas. Y sentí que ese pequeño gesto desencadenaba un movimiento nuevo de vida, a través del totem del pelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario