HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

He estado leyendo a Castaneda.. tengo todos sus libros dentro del ordenador. Siento que vuelvo a saber leerlo. A sentir el escalofrío. Y algo muy vehemente. Tengo todavía que dejar morir a algo en mí. Sé que son las vinculaciones afectivas, las que encadenan mi ser a la realidad ordinaria. Las que intervienen en mi soledad... con el ruido de las palabras..  Las que impiden mi vuelo, porque yo alojo una celda dentro, de amor. Esto no significa que deje de amar. Significa que al lugar al que voy sólo se puede llegar a solas. Hay un lugar, donde todo es posible.. porque nos abraza la nada. Este era el mensaje de la serpiente que subió el otro día en la visión por mi pierna. 
Sé que todavía tengo miedo. Tengo resistencias... Pero creo que son importantes, para ir despacio, asimilar, unir dentro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario