HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

He estado limpiando la cocina, y comiendo unas peras que me regaló el otro día, la de la tienda. He buscado el pan... pero sólo encontré migajas encima de la cama.. junto a otra pera mordisqueada por Kavka...  le dije "pinche hijo de perra" y se puso a ladrar festivo. Me fastidió algo lo del pan, porque me hubiera durado hasta el lunes. Cuando yo no estoy.... a veces va a la cocina y agarra todo lo que pilla en la mesa. Hoy es un día un poco absurdo..  y en paz de la absurdez y todo lo que no va a ningún sitio ni formula un enunciado. Yo misma soy un anti-enunciado, lleno de grietas y reverberaciones de pututus y metales debajo del mar. He salido a dar de comer a los gatos.. y he buscado entre el silencio.. algo que no es, respecto a nada.... es muy débil.. mutante y espantadizo... abre sus alas y si quieres captar su vuelo, se hace ceniza.
He pensado.. que yo tengo que seguir mi propio camino.. en los retablos de crisálidas y de sal.... y que no me sirve para nada el de los otros. Puede ser una especie de maraca sonando debajo de la tormenta... pero nada más... yo tengo mis propios fetiches de éter, para acceder a mis significados... tengo mi vacío junto con su herida cosida al vuelo de una garza o de un pozo.  Y lo que tenga que comprender sólo será en el radicalismo de mi intimidad enfrentada a lo desconocido y contra mis prejuicios de lo sabido... Me gusta lo que dice Don Juan... me da señales en esa soledad verticalizada y combustible. Pero no debo creerlo todo. Ni buscar lo mismo. Yo he vivido siempre lejos. Y mi lejanía es la que me ha esperado para cruzar la noche. No voy a hacerme ahora puritana ni seguidora de.

No hay comentarios:

Publicar un comentario