HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

He estado tocando el djembe, y he sentido que tenía un alma.. algo desconocido y poderoso.. durante un instante escuché una vibraciones muy distintas a las que oía con el de cerámica... sentí que debía conectar con aquél que hizo el djembe. Por un instante pensé que era un hechicero. Está hecho a mano, se sienten por dentro los cortes con navaja o lo que sean.... y además los simbolos tallados, no parecen puestos por azar.. hay una especie de árbol... una especie de hombre bailando, un zorro abstracto, calima y algo, algo desconocido... una zona que tiene 3 círculos.. ningún elemento se repite..... Además.. hay una especie de firma en la madera.. una mancha negra... hecha como con un pincel.. un símbolo que ha de tener algún significado. También tiene dos franjas.. una con pintura roja y otra con pintura negra. La reverberación es mucho más intensa que con el de cerámica. Está la piel de cabra... y luego hay una parte que la rodea con pelo de éste animal. He leido sobre esto... y la parte animal, en el trance chamánico era muy importante, porque era lo que unía a todos los animales y humanos, a los vivos y a los muertos.... el árbol, era la raíz, el hueco, el viento y lo incognoscible al mezclarse en el eco y en el fuego del Infinito. Tampoco quiero emparanoiarme con esto. Aunque mañana llamaré a la tienda para que me diga todos los detalles posibles de la procedencia del tambor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario