HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

He fregado la cocina... y he puesto al fuego lentejas.. he recogido la porquería del escritorio... y ahora tomo un poco de cerveza.... vuelve a cobrar un sentido hechizante, cada pequeño gesto, algo brujeril en el agua, en cortar la cebolla y el pimiento... en mirar la nieve caer, en saberme viva. En volver con nosotras al migo. Vuelvo a sentir el canto chamánico, el Soñar, el vivir con esa otra mirada y vibrar. Vuelvo a sentirme conectada. Con fuerzas, sin la vagancia etérea y entrópica que antes teñía todo de ceniza. Al garjeo de un acto mestizo y migrante. Si elijo éste camino, debo hacerlo con cada grano de mi voz y de mi paso.  Debo atreverme a ser poseida por lo desconocido.. y a hablar con la muerte y a morir.. y a perder los viejos pellejos del miedo y la propiedad del yo. Pero no debo enloquecerme.. o sí, pero de vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario