HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

He llamado al veterinario para ver si le seguía dando el jarabe porque se había acabado ya el antibiótico pero el perro sigue tosiendo un poco..y me recomendó ir allí a por más antibiótico unos días más..... pero yo no tengo coche, ni quiero ir allí a que me cobren 4 veces más de lo que vale y al final lo voy a comprar en una tienda de animales de aquí, y me ahorraré unos 20 euros... he cogido asco a los veterinarios... y a todas las relaciones que impliquen dinero... me cuesta ir al supermercado, el dinero me hace sentir indefensa y sucia, acorralada y misántropa... me hace perder la empatía, porque siento que la mayor parte de la gente se mueve por el dinero antes que por su oficio... y lo interpone a las relaciones y a la vida.  Cuando tengo que usar el dinero, me siento en un jodido burdel, siento que el dinero envenena mi piel, mis ojos.  Tal vez por ese sentimiento siempre he gastado todo antes de que me enfermera el corazón dentro del bolsillo.  Ya me pasaba de adolescente, cuando no tenía casi nada. Recuerdo en una borrachera en un garito de rock.. que tiré todo el dinero que tenía sobre la gente maldiciéndolo, maldiciendo al mundo esclavo de ese enfermo poder. Y luego recogí alcohol que andaba por la mesa en vasos medio abandonados. Recuerdo una chica que vino a traerme el dinero que había tirado... y yo me puse a llorar... y lo dejé otra vez en el suelo. 
Me he puesto nerviosa, al llamar al veterinario y luego a llamar a la tienda para encargar el antibiótico. Ese tipo de cosas me llegan como una agresión, me provocan angustia,  porque me veo obligada a tratar rollos comerciales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario