HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

He recordado ahora otro sueño... aparecía el cura de mi pueblo y yo lo atormentaba con la voz de las hogueras. Lo había engañado para que me dejara entrar en la misa... y él me tomaba por devota... y luego yo ejercía una venganza rara, metafísica y brujeril. Yo iba allí a recuperar algo.. y la iglesia era muy rara y muy alta.. era negra por dentro... la noche estaba dentro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario