HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

He subido más alto que otras veces. He sentido mucha belleza y paz, y silencio y abandono y a la vez llegada. He estado en una fuente natural.. que surgía como de una cueva... y era muy bello.. el rocío y el sol.. daban colores que yo nunca había visto... se suele ver una especie de blanco-amarillo y ésta vez vi el azul, el rojo, un verde de fuego... lo vi cerca de esa fuente y quise ir a ese lugar.... Anduve pensando cosas muy íntimas y abstractas, unidas a esa herida... al daño que me causaron las personas... y sentí cosas muy raras y hermosas... me sentía en casa... tumbada en la hierba, mirando el cielo, sintiendo la maravilla cromática, de las plantas, la tierra y los árboles cuando me volteaba. Y algo más.. que no quiero escribir. Estaba en paz. Es tan sanadora la naturaleza y la soledad y el silencio, y el instante. Tuve el recuerdo de esas sensaciones de belleza y alegría... de mi pasado cuando estaba en la naturaleza. Bajé el monte pensando que mi distancia cada vez será mayor con las personas.... porque mi felicidad se halla más libre cuando estoy sola.

No hay comentarios:

Publicar un comentario