HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Hoy en el trance con el djembé.. llegué a lugares muy abstractos... y a la vez frágiles...  fue como un sueño.. como un estado profundo casi imperceptible para la conciencia en la que existen palabras. Sentí algo del universo... como si algo en mi cuerpo se desdoblara y flotara por el espacio.. como si hubiera una dirección imposible, algo que no pude comprender del todo.. durante un rato sentí que entraba en un lugar parecido al que entré una vez con la salvia divinorium, pero algo era distinto. Y muchas otras cosas que ahora estoy cansada para escribir... del proceso-residuo que emergía de mi zona consciente. Al final del viaje, durante un instante sentí un calambre de energía que me hizo sentirme más viva y fuerte y cantó un pájaro. Puse mis dedos en mis párpados cerrados.. y empecé a ver colores, rojos, negros, y amarillos.. que pertenecían como a distintos latidos, fíguras fractálicas.. y un rostro medio humano, que luego se hizo como un unicornio y luego un oso o que sé yo. Luego el silencio. Y la sensación de activar otra zona de la percepción, desconocida. Todo esto me cambió algo.
Salí con el perro cansada un poco de todo.Y jugué en la hierba y con el perro, caminé tranquila, sonriente de lo absurdo, de lo que no puedo comprender, buscando lo mundano, lo esencial. Y fue divertido. Me tumbé un rato a la hierba, aunque estaba un poco mojada me sentí muy bien allí, al mirar la anochecida, la belleza del ocaso sobre cumbres lejanas y nevadas... el rojizo en las nubes... el infinito.... Tuve ganas de dormirme allí, estaba en paz, sentía que la tierra y la hierba me mecía como una placenta. Y Kavka se echó a mi lado.  Al  volver me sentí niña otra vez e iba hablando con el perro y jugando y canturreando... como si jamás hubiera pertenecido a ningún otro mundo.  Encontré una vara muy hermosa, parecía que estaba pintada con barniz de arena.. parecía de barro y de lágrimas de rinoceronte, era una especie de junco con diferentes anillos.. algo que yo no había visto nunca por aquí, en ningún arbusto ni árbol. Y sentí que era mágica. Y la traje conmigo como una fortuna.
Al llegar di de comer a Kavka y puse al fuego a cocer la cena.. que tardará un rato. Hoy estoy un poco débil porque sólo quedaban unas cucharadas de verdura.. y comí poco. Y ahora tengo hambre. 
Al abrir la puerta... recordé algo...  y a mis abuelos. Les quise mucho en ese instante.
Luego dije de forma espontánea "necesito mi ocarina" Eso me llegó de forma intrusiva y rara. Y yo no tenía ni idea de lo que era una ocarina. Así que busqué por el google y es una especie de flauta, amorfa, ovalada.. con ocho agujeros y era un instrumento antiguo, antes se hacía de arcilla o con huesos, no se sabe bien su origen..aunque se cree que viene de los indios americanos.....  Dicen que desciende del Pututu que era un instrumento formado por un tipo concreto de caracolas, muy antiguo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario