HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Hoy ha sido un día... intermediario de algo que aún no comprendo. He estado leyendo unas dos horas... he estado por ahí con el perro... y he estado como una hora en un trance con el yembé... llegué a lo desconocido, aguanté unos "minutos"..... algo más que otras veces, cuando entró allí me lleno de euforia, todavía no he rasgado el tiempo del todo, estoy pendiente del conocimiento y soy cautelosa, tal vez también tengo temor al infinito y a lo desconocido. Sólo me asomé y me deje ir un poco.. más que otras veces, quise entregarme más... En ese momento dejé de tocar.. y escuché un profundo silencio.. no oía los sonidos de la ciudad, un silencio maravilloso, sentí que colocaba de forma inefable energía en su lugar y luego escuché un canto de un pájaro... tuve una visión... como de una especie de casa de piedra...con inmensas ventanas... un lugar como mágico.. pero se desvaneció.. no sé bien cómo gestionar los significados, a veces tengo la sensación de que la interpretación me limita y genera resistencia... a veces siento que es indispensable...... yo estaba sentada,antes de llegar allí, supuré una zona de energía oscura y traté de moverla y sacarla. Todo eso me provocó algo de cansancio, aunque a ratos me sentía llena de fuerza. Ahora ya estoy en una especie de duermevela. Aunque no debo ensuciar la atención.. tengo que adueñarme de ella en los momentos bajos, aunque sea de forma silenciosa y gaseante.
Ahora recordé algo importante que había olvidado mientras escribía esto... ésta vez al salir del viaje... algo me golpeó o yo misma me desvanecí... estaba sentada al borde de la cama.. y Kavka estaba echado detrás.. yo caí sobre Kavka puse mi cabeza en su lomo y eso me trajo aquí. Tengo que descansar ahora..... estoy algo exhausta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario