HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Hoy quiero tocar el tambor nuevo... que hace un sonido diferente.. más de pozo de la tierra reverberando la primera palabra del agua. También tengo una kalimba que es un instrumento fascinante hecho con una calabaza... creo que viene de la Indonesia.. y tengo otro.. de una especie de cilindro de metal cosido a la madera.. y al golpearlo en el centro... con una bolea de madera.. reverbera la onda musical.. en RE, durante un minuto entero y es una pasada. Se siente que lo etéreo nos echa a volar. Quiero experimentar con los nuevos sonidos.. el trance. Aunque siento que antes.. tengo que lavar algo en mi pensamiento.. se me ha alojado una especie de guerra... algo violento... algo que me punza en el nervio una cascada medio sombría... como un deseo de venganza de lobos...  algo que tengo que cuidar y exorcizar y transformar en mí. No puedo censurarlo.. porque sé que también lo necesito, pero libre, caminando al mismo sitio que yo, camarada de la música.

No hay comentarios:

Publicar un comentario