HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Kavka está dormido.... tenía algo de fiebre... y está cansado, al verlo dormir, parece que es la sabana la que duerme y el sol y los búfalos. Yo aún estoy algo descolocada... del ajetreo de tratar con personas y ponerme efervescente y no saber qué sombra va a mullirse donde tu vino no suelta la guitarra ni a la muerte. Dan pegaditos de agujeros negros en las manchas del diario. Tanto olvido empujaste donde yo tiré las cartas en la mesa y me tragué el dado. Alguien rodará con las botellas la crisálida de la mar y en tus labios la humedad traerá la soledad de los elefantes.

1 comentario: