HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

La poesía.. me ha dado la capacidad de moverme por lo incorpóreo y por lo inefable. Ha hecho un sumidero de señales de astro...y migajas para recordar el camino de mi lucha, y los tambores de mi isla. La poesía... me ha dado la voz.. de mis desaparecidas.. ha salvado a mis torturadas por el sistema cívico y sus fascismos e inquisiciones... y me ha dado las armas para levantarme de sus cementerios, desenterrarme, vestirme de barro y cráneos de mamut, y entregarme a mi océano.
Ahora estoy sola aquí. Donde vuelve a abrirse, desde el beso de nada, el universo y sus significados de urdimbre de etanol y antiquísimas fuerzas de tribus y tambores, sangre de cabra y árboles de la venganza de Mercurio y el fervor de lo inabarcable..  Este camino he de transitarlo a solas. Otros, los pocos, han caminado ese camino. Pero no me sirven de momento sus enseñanzas. No puedo fiarme de nadie que haya estado allí. Porque he de llegar a través del más profundo alarido de mi intimidad y mi soledad. Las metáforas que me llegan desde el otro lado... son muy íntimas... y ninguno otro espíritu puede ayudarme, ni ser cómplice, ni guía. Aunque hay ciertos libros y vibraciones que son ebriamente hermanas. Porque en el fondo, hay una música universal... que late en sincronía sobre todos los vivos. Pero yo llego a ella, a través de íntimas metáforas. Y el camino del guerrero, ha de hacerse a solas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario