HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

No tengo que forzar durante unos días el acceso. Tengo que arreglar antes algo aquí. Tengo que adquirir el conocimiento de éste lugar. Aprender a percibir, sin volverme nitroglicerina. Sin sacar la víscera del fuego del yo y sus presidios. Eso me debilita. Me debilita actuar como una niña, afectada por mis pasiones y caprichos y deseos y rabias. Eso me separa del allá.  Hace que el tiempo se haga un candado y que la muerte se acerque demasiado. Tengo que ser imperturbable. Ayer... me frustré, porque creía que ya estaba más arriba, y el choque, me llevó al fango. Eso demuestra que no era tan fuerte en el allá como pensaba. Y que todavía tengo apegos y debilidades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario