HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Sea lo que sea... el camino ahora es solitario, no me puedo fiar de nada.. de ninguna creencia, de ningún pensamiento, de ningún libro. Aunque sé que precisamente... se sabe yendo a lo universal.. a lo que nos une como personas... en ese linde de carne y viento... y a lo animal y vegetal e inerte.... cruzando ciertos riesgos en lo desconocido.
Estoy en un lugar donde dudo de todo. Me hago preguntas incognoscibles y en la violencia de hallar una respuesta me frustro y me encolerizo... me siento como lobo encerrado. No sé qué me ha pasado en estos últimos minutos.. estaba trantando de Soñar.. y me entró un ataque de rebelión, contra lo que vine siendo estos días, contra los libros de Castaneda... pensé qué porqué coño, si el camino del guerrero era solitario, porqué tenían esos linajes y naguales que transformaban su campo de energia para llegar a la conciencia acrecentada... y eran guías..  y les empujaban a ver, utilizando ese poder de la segunda atención... porque no llegaban por sí mismos....pensé en ese "Águila"... que se alimenta de las conciencias.. allá en lo impenetrable.. pensé qué coño vale, si somos presos y marionetas de un poder, de un resplandor o de lo que sea.   si cuando se acaba el yo, el allá también nos somete. El conocimiento provoca una idea de libertad.... pero hay algo, ahí, que nos aisla.
En  la zona humana... hay una gran jaula, del capitalismo y sus reyes y vasallos, los usurpadores de la tierra, los mercenarios que prostituyen lo que no tiene dueño.  Si nos viéramos desde lejos, desde otra especie, tal vez nos veríamos como nosotros vemos a las hormigas y a las abejas. Vasallas dando de comer al rey, actuando por un instinto y caminando en línea recta obedeciendo oscuras órdenes. Y si morímos unos miles... allá en los paises pobres y bajo las bombas, no importa para la reina, la especie continua... la selección natural, hoy es económica. 
Y en las otras percepciones... hay miles de trampas... la trampa celestial, la creencia de que hay algo maravilloso y divino que nos lamerá con flores el cadáver y nos llevará con los angelitos cuando crucemos el umbral. Y eso es una entelequia.  Sea lo que sea que hace latir el universo... y a nosotros ahí, en esquejes de rizomas, no tiene el amor, ni la maldad, eso son cosas humanas.  No tiene la misericordia ni la venganza.. y si tiene un plan, desde luego es tan complejo y energético de millones de truenos de lo incognoscible que no es accesible para ningún ser vivo. Sólo vivimos en un pedacito minúsculo del universo, atrapados a la idea de un espacio-tiempo y sucesión.. atormentados por la ley de la gravedad, el aparato digestivo y el recto....aislados del total conocimiento.. jodidamente incapaz a abarcar el universo.
Y ningún "dios" puede hacer de puente. Porque el dios que somos capaces a sentir, está manchado y prostituido por nuestra propia necesidad de ese dios. Por lo tanto es una quimera. Y cuando ese dios, al que yo prefiero llamar éter, nos abre algo que nos posiciona sobre el asesinato del yo... y sentimos fuera de nosotros... hay algo ahí, un calambre, un escalofrío.... que nos sigue haciendo presos del éter... zarandeados entre el yo y lo orgiástico, entre el cuerpo y su arrebato de fuga.... perplejos, combustibles, como trombones de heroina.
Yo estos días he tenido muchas visiones y entradas en otras vibraciones de conciencia. Hoy dudé, de si lo que yo vi... nació en mi nervio y en mi hambre.. o algo exterior lo provocó....
No puedo basarme en la fe. No puedo dar por sentado... nada que no me llene de fuego los ojos.
No me vale de nada el racionalismo.. ni la filosofía... ni el nihilismo de lo mundano que tanto me fue en el pasado.... No me vale la vida en la sociedad ni lo que aprendí de los humanos. No me vale, porque no es la verdad, es heredero de muchos asesinatos y crímenes, del órden del miedo y el sometimiento... vivimos en un planeta gobernado por asesinos.. y las culturas que resisten no tienen el suficiente poder para traer la revuelta y la justicia. Por lo tanto para mi no son de fiar las cosas que nazcan de cualquier otro humano.... Además abarcamos el conocimiento desde una minúscula zona de la mente y mucho más insignificante en relación al cosmos. No es de fiar lo que vive apegado a la condición humana y a la ley de la gravedad. No me dice nada, me deja congelada. 
Y entre los mundos del allá... hay también muchos fraudulentos escapistas crucificados por su propia masturbatoria.  Muchos que vienen de vudús, muchos que andan dando sacramentos y echando supersticiones como jabón de manos.. y creyéndose los guías, los salvadores... siguiendo jodidamente apegados a su ego, aunque sea un ego en un nivel más profundo de conciencia, necesitando todavía el poder y el amor o admiración de los demás. Eso también me deja congelada y me da náuseas.
Encuentro en cambio en los libros de Castaneda, algo que comprendo y amo demasiado peligrosamente. Y eso tampoco me lo puedo permitir. No puedo hacer a Castaneda mi biblia. Yo tengo mi propio camino que seguramente llegará a ninguna parte. Pero ha de ser el que haga mi jodida historia encerrada en mi jodido cuerpo radicalizándola hacia el Imposible, y destruyéndola. Yo no quiero ser presa ni de la muerte ni de ningún dios ni de mí misma, ni de la tierra.. Quiero ser libre verdaderamente, de todos los otros humanos y sus civilizaciones, del allá, del acá, de cada palabra que he escrito. Pobre, insignificante, etérea, pero libre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario