HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Tengo el leve recuerdo de un sueño como de un viaje astral. Algo me golpeaba. Una energía... me expulsaba y me traía. Pero es demasido difuso para que lo pueda saber con las palabras.
Hay muchas zonas de nuestra mente, que no conocen las palabras, porque están mucho antes y mucho después que ellas. A mí siempre me perturbaron tanto esos sentires.. que necesitaba ebriamente darles palabras. Y esos significados, eran metáforas.
Mi poesía cambió radicalmente, en el año 2007.. después del último viaje con la yerba del diablo. Ella se desató. Evocaba las visiones... me las traía otra vez, mezcladas con todo lo que formaba mi existencia y los otros plaanos.  Me volví mucho más surrealista de lo que ya era. Pero para mí era algo jodidamente lineal, físico, no era metáfora. Con mi viaje con el estramonio y otras metamorfosis.. mi conciencia natural, mi relación con el exterior, era metafórica, por eso nunca tuve que detenerme para formar metáforas, ni pensar para darles forma, ellas eran mi jodido pensamiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario