HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Todavía es de noche. Debo evitar contar mis experiencias... porque eso da un tinte de ego del todo innecesario. Aunque todavía me es complicado gestionar el nuevo lugar de la escritura. Yo siempre he escrito sobre lo vivido. 
Ayer la serpiente y el lobo blanco.
Unos sueños muy profundos.. unos eran del lugar del conocimiento.. pero no pude retenerlos en la conciencia. Hay mucho camino que hacer. Sé que tengo todavía limitaciones.. y cabos sueltos.. Tengo que ser fundamentalista con el latido inefable... con mi espíritu. No cometer errores. No transgredir. No quiero ni puedo volver a vivir en un sumidero de hastío y falsa inmortalidad. No quiero dejar nada para algún día. Ni vivir en la zona de conford. La zona en la que tengo el control sobre las cosas, en el fondo soy un títere de la muerte y una esclava de mí misma.. Sólo se vive en lo incognoscible. Y hallar allí el poder, es morir y trasladar la grieta. En lo otro se rezume el pesar del yo y del pensamiento. El tictac. La jodida noria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario